El juego de la imitación

El juego de la imitación es la traducción literal del título de la película "Imitation Game". Dirigida por el noruego Morten Tyldum, Benedict Cumberbatch encarna la vida de Alan Touring, protagonista de la historia. El filme narra la biografía del matemático y cómo construye la máquina para descifrar los códigos nazis de Enigma. Óscar al... Seguir leyendo →

Anuncios

¡Brindemos!

—¡Brindemos, Sr. Kerouac! Pero antes, es importante matizar: No es cuestión de ideología ni utopías que fracasan, comenzando por los extremos. Tampoco se trata de postularme en una guerra de sexos, "todas las guerras se empatan"; y las batallas, en relación al sexo, deben librarse cuerpo a cuerpo. Nada que ver con la empatía, aquí... Seguir leyendo →

La gran belleza

“Viajar es útil, ejercita la imaginación. Todo lo demás es desilusión y fatiga. Nuestro viaje es enteramente imaginario. Ahí reside su fuerza. Va de la vida a la muerte. Personas, animales, ciudades y cosas, todo es inventado. Es una novela, nada más que una historia ficticia. Lo dice Littre, él no se equivoca nunca. Y... Seguir leyendo →

Monólogo interior

¡Por fin es jueves!, en un día, termina la semana. ¡Soy optimista! —me digo pensando en el viernes, no contando los días para morir... —. Habrá eclipse parcial de sol en Sudamérica, tengo que visitar Argentina. «¿No hubo un eclipse lunar hace poco...?» Sí, de esos cada no sé cuantos años —suceden a menudo —. ¿Celebraste... Seguir leyendo →

La ven­tana a la calle (Franz Kafka)

Quien vive solo, y sin embargo desea de vez en cuando vin­cu­larse a algo; quien, con­si­de­rando los medios del día, del tiempo, del estado de sus nego­cios y demás, anhela de pronto ver un brazo al cual pudiese afe­rrarse, no está en con­di­cio­nes de vivir mucho tiempo sin una ven­tana a la calle. Y si... Seguir leyendo →

Enigma

Cuando Turing contestó mi carta, no pude descifrar su contenido. Entendí que ya estaba envenenado.

La gran obra

Érase una vez un hombre muy pobre, de profesión escritor —esto explicaba la menesterosa condición —. Escribió la mejor historia jamás contada, utilizando sus únicas pertenencias: un lápiz y varios folios. Cuando murió —de la misma forma que Oscar Wilde en París —el manuscrito cayó en manos del olvido. Pasaron varios años hasta que Lázaro... Seguir leyendo →

Socio

"Nunca pertenecería a un club que admitiera como socio a alguien como yo." (Groucho Marx)

WordPress.com.

Subir ↑