¿La vida?

—¿Y qué esperas de ella? —me preguntó. —¿Qué espero? —dije sorprendido, por no prever aquel atraco a mi intimidad—. No lo sé —mascullé, mirando hacia abajo. Ocultando mis ojos para que no notase que lo que esperaba de ella era un «¿qué tal, cómo estás?», «te he echado de menos» o cualquier frase que hiciera... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑