Simplemente

No me pidas que baile, que deje de fumar y haga más ejercicio. No me pidas que me cuide, que no sea intenso, que no esté triste cuando la vida pese. No me pidas que no te quiera, que no vea todos los futuros contigo. No me pidas nada, no me juzgues, no me hables de tu pasado ni de ti. Quítate cualquier disfraz, no tengas miedo. Y no creas que te miento, no pongas muros. Solo pídeme que te arranque la ropa y no salgamos de la cama hasta que no sepamos en qué día vivimos. Y después, ya veremos lo que ocurre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: